MONCAYO MARISTAS

GRAN PARTIDO DE AZULEJOS MONCAYO ANTE EL POTENTE ANAITASUNA

Cuando uno va a la pista de Anaitasuna tiene un alto porcentaje de posibilidades de perder y además de manera contundente pero hoy los zaragozanos han caído dando la cara hasta el final y haciendo un partidazo. De momento Anaitasuna le aguanta el pulso al otro equipo zaragozano como es Dominicos que de momento sigue al frente de la tabla con un punto de ventaja sobre los navarros.

Los chicos de Fernando Oto empezaron el partido sin complejos y han llevado en tablas el marcador hasta el minuto 5 con un empate a 3 pero con el paso de los minutos se agarraban al parqué con uñas y dientes y al minuto 10 se llegaba con una desventaja mínima de 7 a 6.Como es habitual, lo fuerte de Maristas es el bloque y hasta ahí contribuían a la resistencia los goles de Ortega, de Pol y de Penón.

Anaitasuna ponía la directa y se abría una brecha en el marcador que el técnico zaragozano solucionaba pidiendo un tiempo muerto y de un 10 a 6 preocupante, se pasaba a un 13 a 12 ilusionante. Otro arreón navarro con un parcial de 5 a 0 dejaba casi listo el partido antes del descanso al que se llegaría con un peligroso 19 a 15.Tras ese parcial navarro y jugando en su pista, todo hacía presagiar un paseo pamplonés pero nada más lejos de la realidad y con una buena salida de los vestuarios, en un visto y no visto el marcador reflejaba un 20 a 18 ilusionante. Pero Anaitasuna no estaba para regalar puntos y en otro demarraje como si de ciclismo se tratase, se volvía a escapar 26 a 21 pero haciendo la goma los chicos de Maristas, volvían a meterse en el partido y así a falta de 12 para el final Igal ponía el 27 a 26 y obligaba al técnico navarro a pedir un tiempo muerto y quitarse el susto de encima.

A falta de 4 Penón ponía el 31 a 28 pero hoy por hoy hay diferencia entre ambos y al final el 33 a 29 deja a los colegiales con la cabeza alta por lo bien que han competido pero con un regusto amargo de verse a un gol en el último tramo de partido.

Próxima batalla el sábado en Barakaldo, comienza la segunda vuelta y el equipo bien clasificado, asume que el sorteo del calendario le había dejaba los “huesos” para el final y tanto es así que de los últimos 5 solamente una victoria y un empate adorna su casillero, así que ante los vascos que empataron a 26 en Zaragoza, por falta de experiencia, deben de volar los puntos para la capital del Ebro.