CULTURA VIDEO ZARAGOZA

MASIVA MANIFESTACIÓN EN ZARAGOZA CONTRA EL PACTO PSOE-PODEMOS PARA CERRAR AULAS CATÓLICAS

Decenas de miles de personas llenaron este miércoles el centro de Zaragoza en una masiva manifestación contra el Gobierno aragonés del socialista Javier Lambán, por el pacto que ha firmado con Podemos para garantizarse el voto de Pablo Echenique a las cuentas del Ejecutivo regional de 2017, a costa de cerrar aulas en colegios concertados, en su inmensa mayoría católicos.

La marea humana ha colapsado el paseo de Pamplona y paseo de María Agustín desde el comienzo de la marcha frente al Paraninfo universitario hasta su final junto a la sede del Gobierno de Aragón.

Hasta veintiún autobuses, según ha informado a los medios el secretario general de Fisie-Aragón, Miguel Malla, han llegado hasta la capital aragonesa para participar en esta manifestación organizada por Escuelas Católicas de Aragón, la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE-Aragón), la Federación Cristiana de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos de Aragón (Fecaparagón), la Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza (Fsie) y USO.

Todo apunta a que este plan de cierre de aulas concertadas, de consumarse, va a acabar en los tribunales. La patronal del sector de la enseñanza concertada ha advertido que es ilegal y que atenta contra el derecho a la libertad educativa que consagra la Constitución.

La patronal CEOE, las organizaciones empresariales y sindicatos de la enseñanza concertada, y las asociaciones de padres de alumnos de estos centros han mostrado su rechazo frontal contra ese pacto PSOE-Podemos que contempla la eliminación de hasta 28 aulas concertadas durante el presente año. La cifra se irá multiplicando en los cursos sucesivos.

Los partidos de la oposición al Gobierno aragonés -PP, PAR y Ciudadanos- también critican ese pacto PSOE-Podemos. El PAR ha calculado que, en trece años, supondría la desaparición de 364 aulas y el despido de 437 profesores en colegios concertados.

La manifestación de este martes se desarrolló bajo el lema y al grito de «Por la libertad de enseñanza». «La respuesta ha sido masiva», se felicitaba uno de los portavoces de la organización ante los miles de personas que se sumaron a esta marcha de protesta.

Al término del recorrido, ante la sede del Gobierno aragonés, se ha leído un manifiesto en el que se ha tachado de «nefasto e ilegal» el acuerdo de presupuestos firmado entre PSOE y Podemos, por haber convertido en moneda de cambio a la enseñanza concertada que sufre un «continuo, injustificado e injusto ataque».

El manifiesto ha exigido el «respeto a la ineludible complementariedad» de la enseñanza pública y de la concertada, y se ha advertido que «cualquier intento de favorecer a la primera en detrimento de la segunda es un claro incumplimiento de las leyes españolas».

Se ha insistido igualmente en que los padres, «como primeros responsables de la educación de sus hijos, tienen el derecho a elegir el tipo de educación que quieren para ellos, tal y como se recoge en el artículo 27 de la Constitución Española». «Dicha elección corresponde únicamente a los padres, no a los poderes públicos», se subraya en el manifiesto, que exige a la Administración «respeto» a la «demanda de las familias».

Asimismo, el manifiesto ha defendido la valía de los colegios concertados. «Promueve en todo momento la igualdad de oportunidades, unida a una serie de valores humanos y, en su caso, cristianos, fruto de la singularidad de sus propios centros», en los que se «realiza una gran labor social y sigue siendo un pilar fundamental que garantiza la oferta educativa en todo el territorio aragonés».

La queja común de los líderes de las patronales ha sido la falta de disposición a negociar por parte del Gobierno de Aragón y realizar el cierre de aulas de forma planificada.

La enseñanza concertada cuenta actualmente en Aragón con 5.000 alumnos y da trabajo a cientos de profesores.