CULTURA DESTACADOS

¡CON UN PAR, SÍ SEÑOR!

El Ayuntamiento de Villanueva de Sijena (Huesca) ha pedido formalmente ante los juzgados oscenses que promuevan acciones para que el Tribunal Supremo procese a dos consejeros de la Generalidad catalana, el actual responsable de Cultura, Luís Puig, y su antecesor, Santi Vila -actual consejero de Empresa de la Generalidad-.

La petición se produce ante los reiterados incumplimientos judiciales en los que viene incurriendo la Generalidad desde hace más de un año en el litigio sobre las obras de arte del Monasterio de Sijena. El Ayuntamiento de esta localidad oscense ya planteó hace meses la necesidad de actuar contra las autoridades catalanas por sus reiterados desacatos. Incluso el propio juzgado de Huesca que lleva el caso advirtió a la Generalidad, hace casi un año, que se enfrentaría a responsabilidades penales si no cesaba en su rebeldía. La advertencia no surtió efecto alguno, pero -hasta la fecha- tampoco se ha actuado penalmente contra los sucesivos responsables de Cultura de la Generalidad.

El pasado 31 de julio expiró el ultimátum dado por la Justicia a la Generalidad para que devuelva a Sijena las 44 obras de arte que ya debió haber entregado hace más de un año. Pero, como hizo en aquella ocasión, ahora tampoco ha atendido el requerimiento judicial.

Ante todos estos antecedentes, el Ayuntamiento de Villanueva de Sijena ha decidido volver a la carga y reclamar nuevas acciones judiciales contra los responsables de estos reiterados desacatos. En concreto, contra quien Santi Vila -por la desobediencia en que incurrió durante su mandato al frente de la Consejería catalana de Cultura- y contra su sucesor, Luís Puig, que está al frente de la Consejería de Cultura de la Generalidad desde primeros del pasado mes de julio y, por tanto, es responsable de las dos últimas desobediencias judiciales -ni entregó el plan de traslado de los bienes que le exigió el juzgado, ni devolvió las obras de arte requeridas-.

En el nuevo escrito presentado por el abogado de Villanueva de Sijena, Jorge Español, se pide a los juzgados oscenses que impulsen acciones para que la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo procese a Santi Vila y a Luís Puig. Se solicita que sea el Supremo el competente porque los presuntos delitos han sido cometidos por los consejeros de Cultura de la Generalidad fuera de Cataluña -en Huesca y en Villanueva de Sijena-.

Tres presuntos delitos

El letrado de Villanueva de Sijena considera que debe actuarse penalmente contra estos dos consejeros de Puigdemont por, como mínimo, un delito continuado de desobediencia a la autoridad judicial. Pero sostiene -y así lo indica en el escrito que acaba de presentar ante los juzgados- que también deberían ser investigados por los delitos de apropiación indebida y prevaricación, dadas las circunstancias que han rodeado a la persistente retención de esas decenas de obras de arte pertenecientes al histórico monasterio de ese municipio oscense.

Asimismo, se ha reclamado que se desestimen las últimas maniobras emprendidas por la Generalidad para seguir reteniendo esas 44 piezas artísticas, que se le censure por su «comportamiento abusivo, antiético y fraudulento» en todo este proceso judicial, y que la Justicia intervenga de una vez por todas para que esas 44 obras de arte regresen de inmediato a Aragón.

Dichas piezas forman parte de una colección de 97 que, según una sentencia dictada en primera instancia en la primavera de 2015, fueron adquiridas ilegalmente por la Generalidad entre los años 1983 y 1995. De esas 97 piezas, 51 volvieron a Sijena a finales de julio del año pasado, 44 son las que continúan retenidas por la Generalidad en el Museo de Lérida, y dos están en paradero desconocido -las autoridades catalanas aseguran que las han extraviado-.

fuente:abc.es